La seguridad es la palabra clave.

 

Ante el desafortunado auge de inseguridad que estamos viviendo a diario en el país, nos vemos en la necesidad de hacer un importante llamado a tu conciencia, para que tomes las medidas de seguridad necesarias que resguarden no solo tu vida sino la de tu familia.

Pues lo que menos queremos, es que ni tú ni tus seres queridos salgan lastimados, secuestrados, agredidos, extorsionados o cualquier cosa inimaginable de las que somos blanco; tan solo presta atención a las siguientes recomendaciones de medidas de seguridad ciudadana que te compartimos a continuación para mejorar tu calidad de vida.

  • No pierdas la cabeza, aprende a ser tolerante; por ejemplo, si vas conduciendo y alguien viene atrás de ti pitando o busca la manera de rebasarte, ¡no te enfades!, cédele el paso; no te pongas ante una reacción de pelea y mucho menos de reclamo, pues no sabes a ciencia cierta quién es, cómo puede reaccionar la contraparte o si pasa por una urgencia.
  • Sé cuidadoso, mantente alerta; frecuentar lugares de entretenimiento como bares, discotecas, centros comerciales, ya no suele ser tan seguro. La delincuencia suele hacerse pasar por gente amable y divertida, ante esa falsa apariencia; inocentemente las personas caen en su juego y se convierten en víctimas pues recuerda que el “lobo se viste de oveja”.
  • No seas ostentoso, actúa bajo perfil y no presumas de las cosas que tienes; por ejemplo, si posees una cantidad de dinero NO lo grites a los cuatro vientos, si llevas contigo joyas, ropa, accesorios de alto valor trata en lo más mínimo ser reservado; el criminal pone mucha atención cuando menos lo esperas y está al acecho a cada instante para actuar.
  • Sé prudente, si en alguna ocasión te diriges por la vía pública y te cercioras de algún indicio criminal, avisa con cautela a las respectivas autoridades; no cometas el error de salir corriendo al rescate, esto solo pondrá en peligro tu vida.
  • Piensa adecuada y rápidamente, no permitas que el temor bloquee tu cabeza; actúa siempre con tus cinco sentidos al 100% para proceder ante cualquier inconveniente con inteligencia. Pongamos un ejemplo un tanto extremo, si te encuentras caminando y se presenta un tiroteo no salgas corriendo, tiéndete al suelo y cubre tu cabeza con las dos manos; correr significa que te confundan con el blanco.
  • No hables de más, sé reservado; a veces es preferible mantenerse callado en los lugares públicos. Evita comentar que la delincuencia te tiene cansado o de que conoces el paradero de ciertos malhechores y que quieres tomar acción con tus propias manos, lo peor que puedes hacer es poner en riesgo tu vida y la de los tuyos; ya no se sabe quién está a tu alrededor o a quién tienes a tu lado, es mejor reservarte de tus comentarios.
  • Persona precavida vale por dos, sabemos exclusivamente que en la noche es cuando más se llevan a cabo las fechorías o en lugares desolados y oscuros, evita tentar a la delincuencia; ponte un límite de tiempo considerable para no ser el blanco de los criminales.
  • No confíes en cualquier persona, en realidad darle tu confianza a cada persona de tu entorno es un gran error ¡no lo cometas!, pues no sabemos a quién tenemos en realidad de vecinos, ni mucho menos qué persona puede tratar de sacarnos una conversación como por ejemplo en el supermercado, tienda, etc. Lo mejor es tratar de no socializar con personas que no conoces, no conocemos sus intenciones.
  • No ventiles tu vida personal, las redes sociales son un blanco de delincuencia; no publiques fotos personales o de tu familia que sabes que comprometerán su seguridad. No publiques fotos de viajes, carros, de la fachada de tu casa o actividades diarias, los dueños de lo ajeno son expertos navegando en internet y si ahí pueden darse cuenta de lo que tienes o donde vives; ten por seguro que la delincuencia buscará la manera de llegar hacia ti. ¡Ten mucho cuidado con lo que publicas o muestras al resto de personas!.
  • Haz que la privacidad sea uno de tus principios, selecciona con mucho cuidado al personal que quieras contratar en tu empresa o que trabaje en tu casa (obreros, personal de servicio, etc); no seas confianzudo y sé precavido en el trato. Donde sea que te encuentres no dejes a la vista tus estados de cuenta, chequeras, documentos legales, dinero, etc, limita al mínimo tu información personal.
  • No abras la puerta de tu casa a cualquier persona, a excepción de que esta esté completamente identificada. Comparte también con tu familia este principio, con la finalidad de que no abran la puerta a personas de dudosa procedencia.

En conclusión, sin duda alguna si pones en práctica estas recomendaciones de seguridad ciudadana; tu calidad de vida será mejor, no se pondrá en riesgo tu vida ni la de los tuyos. ¡Cuídate y cuídalos!.

  • Con Segtec podrás combatir a la delincuencia, visita nuestra página web seguridadsegtec.com.ec y conoce cada uno de los productos en seguridad tecnológica que te ofrecemos. ¡Porque tu bienestar nos importa!.